Lunes , 22 diciembre 2014
Inicio » Grupos » The Runaways
The Runaways

The Runaways

The Runaways fue un grupo estadounidense de rock , compuesto exclusivamente por chicas en edad adolescente. Fue lanzado en los primeros 70 por el productor Kim Fowley. Algunos de sus temas más populares son “Cherry Bomb”, “Queens of Noise”, “Neon Angels (On the Road to Ruin)” y “Born to Be Bad”.

logo 300x34 The Runawaysprof1 The Runaways

País: Estados Unidos
Historia: 1975 – 1979
Estado: Inactivo
Estilo: Hard Rock

Biografía:
Con frecuencia considerada durante su existencia como un burdo truco de marketing, The Runaways han crecido en importancia en los últimos años como la primera banda totalmente femenina en conseguir causar impresión considerablemente en la opinión pública, tocando un rock’n’roll directo, impulsado por guitarras y a un alto volumen. Dado que todos los miembros eran adolescentes (algunas de los cuales todavía estaban aprendiendo a tocar sus instrumentos cuando pasaron sus audiciones), la música de la banda fue frecuentemente cruda y amateur, pero combinando perfectamente heavy metal americano con el sonido emergente del punk rock. En los medios de comunicación, The Runaways fueron víctimas de su propia propaganda, suministrada por el inconformista promotor/manager Kim Fowley.

La insistencia de Fowley en mostrar a The Runaways como un grupo de chicas menores de edad sin moral hizo que la prensa las descartara como una fantasía adolescente de mal gusto – una impresión reforzada en el momento por la reconocida calidad irregular de su música. Pero al final, el sonido de The Runaways y su actitud resultaron de importancia crucial para allanar el camino para que las artistas pudieran subir el volumen de sus guitarras y tocaran rock duro como los chicos; además, crearon un single innegablemente clásico como fue el manifiesto de chicas rebeldes “Cherry Bomb”.

La génesis de The Runaways se remonta a una fiesta de Alice Cooper en 1975r, donde Fowley se encontró con la letrista adolescente Kari Krome. Fowley quedó impresionado con la perspectiva callejera de Krome y se dedicó a formar una banda femenina. Una amiga de Krome, la guitarrista Joan Jett (nacida Joan Larkin), había estado montando un grupo propio con la batería Sandy West (nacida Sandy Pesavento), y Fowley rápidamente tuvo un trío en sus manos. Sin embargo, pronto se hizo evidente que Krome no era un gran cantante, y fue reemplazada por la vocalista Michael “Micki” Steele (nacida Sue Thomas), que también comenzó a aprender a tocar el bajo. Como trío, esta formación grabó una demo titulada “Born to Be Bad” a finales de 1975, poco después, la guitarrista Lita Ford pasó una audición con éxito que había sido convocada a través de un anuncio en un periódico, y Steele abandonó el grupo (que más tarde se uniría a las Bangles).

Cherie Currie se convirtió en la nueva vocalista, y después de una temporada muy breve con una bajista conocida únicamente como Peggy (que duró sólo unas pocas semanas), la banda se decidió por Jackie Fox (nacida Jacqueline Fuchs), quien cambió al bajo por la guitarra para unirse a la banda.

Por lo tanto constituídas como un quinteto totalmente adolescente, no pasó mucho tiempo hasta que The Runaways consiguieron un contrato discográfico; Lo aseguraron el vestuario de Currie sobre el escenario (lencería) y los contactos bien establecidos de Fowley. Después de firmar con Mercury en febrero de 1976, la banda comenzó a grabar su álbum homónimo de debut, que fue lanzado pocos meses después. Sin embargo, no fue recibido bien. A Fowley le precedía su fama de grupos sobrepuclicitados engañosos, y la gran cantidad de papeles que interpretó en la orientación de la carrera de The Runaways lo hacían parecer un manipulador, al estilo Svengali.

Por otra parte, independientemente de si las Runaways fueron un simple grupo de explotación barata (una cuestión infinitamente discutible), todo el concepto de la banda – las adolescentes tocando sus propios instrumentos y cantando con entusiasmo y franqueza sobre el sexo, el alcohol, y la vida en la calle – era demasiado incómoda para la mayor parte de los Estados Unidos. Una amplia participación de Fowley (algunos lo llamaron un control casi total) se lo puso fácil a los periodistas y emisoras de radio para descartar al grupo como falso e inventado por un hombre; era también una manera conveniente de hacer caso omiso a los múltiples botones culturales múltiples que The Runaways estaban presionando.

A pesar de una ola de publicidad por parte de Fowley, The Runaways apenas rozó la parte inferior de las listas a principios del otoño de 1976. Casi al mismo tiempo, la banda tocó su primer concierto en el legendario club punk de Nueva York, el CBGB. El segundo álbum The Runaways, “Queens of Noise”, fue lanzado a principios de 1977 y se posició mucho mejor en las listas que su predecesor, gracias a la persistente reticencia de las radio a la hora de programar la música del grupo. Sin embargo, cuando The Runaways montaron una gira por Japón en junio de ese año, fueron recibidas con conciertos en estadios totalmente llenos y un público rabiosamente entusiasta que no las consideran una broma (“Cherry Bomb”, de hecho, llegó a liderar las listas japonesas). Una grabacíón del concierto, “Live in Japan”, fue extraída de la gira, pero no fue publicada en los EE.UU.

A pesar de saborear el éxito, las relaciones entre algunas de los miembros del grupo habían comenzado a deshilacharse, gracias en parte a los problemas de abuso de sustancias y en parte a la indiferente negligencia del manager. A su regreso a Los Angeles en julio de 1977, Jackie Fox abandonó el grupo; circuló una historia que había intentado suicidarse en la gira por Japón, aunque fue desacreditada después. Antes de que terminara el año, Currie también se había ido, impulsada en parte por los consistentes desacuerdos con Fowley. Jett se erigió como la vocalista principal, y la nuevo bajista Vicki Blue fue contratada para el tercer álbum del grupo. “Waiting for the Night” fue lanzado a finales de año, y no pudo ni siquiera entrar en las listas americanas. Llegados a este punto, Fowley había perdido interés en la banda, y renunció como manager a principios del siguiente año.

El papel de liderazgo no oficial de Jett dentro del grupo se volvió más serio, pero, por desgracia, las diferencias musicales comenzaron a surgir (las influencias punk y glam rock de Jett chocaron con el amor de West y Ford por el hard rock directo y el heavy metal). Un álbum más, “And Now…The Runaways”, apareció a finales de 1978, pero fue publicado sólo en los principales mercados del grupo en Europa y Japón (que más tarde apareció en América con un orden diferente bajo el título de “Little Lost Girls”). Blue dejó la banda tras el concierto de Año Nuevo y fue reemplazada por Laurie McAllister, pero fue en vano; Jett dejó el grupo en abril de 1979, y The Runaways se separó oficialmente no mucho más tarde.

Currie lanzó un álbum en solitario titulado “Beauty’s Only Skin Deep” en 1978, y luego se juntó con su hermana gemela Marie para “Messin’ With the Boys” en 1980. Jackie Fox se fue a la escuela de derecho y se convirtió en una abogada. Mientras tanto, West y Ford formaron su propio grupo de corta duración, después del cual Ford empezó su carrera como solista y se apuntó varios éxitos como artista de pop-metal durante los años 80. Un mejor indicador de que había música más allá de The Runaways fue el éxito de la carrera en solitario de Joan Jett. Jett formó su propia banda y sello discográfico, consiguió romper con un enorme número uno en 1982 “I Love Rock n ‘Roll”, y continuó produciendo álbumes de hard rock potente en el siglo XXI.

El fuertemente feminista movimiento riot grrrl punk reafirmó a Jett como una importante fuente de inspiración, lo que provocó un nuevo examen de The Runaways divorciadas de las tácticas de marketing de Kim Fowley. Rumores de una reunión de banda completa asomaron a la superfície periódicamente, pero nunca se tradujo en un concierto real, aunque el lanzamiento de una película biográfica en verano en 2010 – que protagonizó Kristen Stewart como Jett y Dakota Fanning como Currie – ayudó a rejuvenecer el interés por la banda.

Fuentes: Steve Huey en allmusic.com, The Runaways en la wikipedia

Formación:
Joan Jett – Voz, guitarra
Laurie McAllister – bajo
Sandy West – Batería, coros
Lita Ford – Guitarra, coros

Former members:
Cherrie Currie – Voz, piano
Jackie Fox – Bajo, coros
Peggy Foster – Bajo
Michael “Micki” Steele – Bajo, coros
Vickie Blue – bajo, coros

Discografía:
1976, “The Runaways” (LP)
1977, “Live in Japan” (Live LP)
1977, “Queens of Noise” (LP)
1977, “Waitin’ for the Night” (LP)
1978, “And Now … The Runaways” (LP)
1980, “Flaming Schoolgirls” (1980, outtakes compilation)
1981, “Little Lost Girls” (LP, re-sequenced U.S. version of And Now… The Runaways)
1982, “I Love Playin’ With Fire” (LP, compilation)
1982, “The Best Of The Runaways” (LP, compilation)
1991, “Born to be Bad” (LP, compilation of early demos)
1992, “Neon Angels” (LP, compilation)
1997, “The Runaways featuring Joan Jett and Lita Ford” (LP, compilation)
2005, “20th Century Masters-The Millennium Collection: The Best Of The Runaways” (LP, compilation)
2010, “Mercury Albums Anthology” (LP, collection of first four albums)

Enlaces relacionados:
The Runaways Oficial
The Runaways en Facebook

Gallería:

Vídeos:
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>