Jueves , 27 noviembre 2014
Inicio » Entrevistas » Entrevista a Bitchcock / LeSabre

Entrevista a Bitchcock / LeSabre

Intuitiva, obstinada, excitante, energético, rock alternativo impulsado por guitarra melódicas mortales, con un toque bruto, freaky. Así era la música de Bitchcock en las palabras de una de sus fundadoras, Annemiek van Grondel, quien habló con Metaladies.com acerca de su grupo.

Escucha a Bitchcock mientras lees la entrevista:

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Bitchcock 4 300x282 Entrevista a Bitchcock / LeSabre

foto: Jacquie Maria Wessels

Bithcock permaneció en el negocio durante quince años. ¿Creéis que realmente habéis acabado lo que empezasteis en 1990? ¿Alcanzasteis las metas que os planteasteis al principio?
Las expectativas al comienzo no eran muy altas, allá por 1990. En los años que estuvimos en activo no hicimos conciertos únicamente en Holanda, también tocamos más de una vez en Suiza, Austria y Alemania. Nunca esperamos ser muy famosas, así que el hecho de que finalmente no lo fuéramos no fue tomado muy en cuenta y no nos decepcionó. Lo que importa es que nos lo pasamos muy bien.
¿Te arrepientes de algo que le sucediera al grupo, de una mala decisión, de algo que ahora desde la distancia sabes que os habría reconducido por el camino del éxito?
La única cosa que lamento es que no insistimos lo suficiente en la publicación de nuestro último álbum.

Ser un grupo femenino es un concepto que habéis intentado mantener desde el principio. ¿Por qué?
La unión femenina es algo que pensamos que era una idea atractiva. Queríamos demostrar que hacer buena música no es patrimonio único de los chicos. Pero para serte sincera, tuvimos a alguno de ellos en el grupo, entrando y saliendo: empezamos con un guitarrista solista y en la grabación de “The Birds” participó otro batería, que abandonó pronto el grupo por falta de química con el resto. Entonces llegó Sam Ford, y con ella llegó la química. Y ella tocaba bien, muy bien. Al final, después de que marchara junto con Yolanda, Ly y yo trabajamos un tiempo con Abel y Yohan (guitarristas) y Sandrijn (batería), pero los albores del fin de LeSabre eran ya evidentes.

Hagamos un pequeño viaje a través de vuestra historia. Todo empezó cuando tú y Elisabeth empezasteis a ensayar el verano de 1990. Pero ni fue hasta siete años más tarde que no reunisteis una formación sólida y empezado a dar conciertos. ¿Qué pasó durante estos siete años “oscuros”?
Jaja, en está Era Oscura nos lo pasamos muy bien, fracasando en el local de ensayo, probando nuestras primeras canciones con cuerdas rotas, “abusado” un montón de músicos, de los cuales Ly acabó por ser la bajista permanente. Tocamos nuestro primer concierto en 1993, tocamos en algunos recintos locales y festivales, y nos tomamos la vida musical muy en serio.

Hablando de vuestro conciertos, actuasteis en varios países junto a Hole o Babes In Toyland. Fueron años muy buenos para el rock femenino (añadimos a L7). ¿Qué recuerdas de esos días?
¡Mágico! Fue una gran oportunidad de tocar en recintos mayores, como el Melkweg, y salir de gira con cuatro chicas fue tan estresante como hilarante. Uno de nuestros últimos grandes conciertos fue como teloneras en dos grandes recintos holandeses (Melkweg Max, Amsterdam y Het Paard, La Haya, ambos sold out) de Rockbitch, el grupo de chicas desnudas con contenido de sexo explícito. Al principio Rockbitch dudaron de nosotras, pensando que habíamos adapatado nuestro nombre al suyo, pero tan pronto se dieron cuenta de que nos llamábamos Bitchcock desde hacía años, y de que sabíamos tocar, espontáneamente nos doblaron nuestro escaso caché, pagándolo de sus ganancias. El siguiente concierto en La Haya fue un par de días después, y les sorprendimos en los camerinos con un gran pastel, apropiadamente cubierto con la palabra “CÓMEME” de nata montada. Por supuesto tocamos con nuestra ropa puesta y con ellas solo comimos pastel.

Actuasteis en conciertos exitosos delante de 6500 personas y en pocos mese delante de 5. ¿Cómo afectó esto al grupo, sintiéndose en la cima de la popularidad y luego unas completas desconocidas?
Es una manera de hablar. No te tomes el éxito demasiado en serio, este ha sido siempre nuestro lema.

Hablando en términos de popularidad. ¿Cuán populares erais entonces, tanto en Holanda como en Europa? ¿Recibisteis atención por parte de los medios?
Hicieron críticas de nuestros álbumes, tocamos un par de veces en la radio nacional, hicimos algunas entrevistas radiofónicas en Suiza y eso fue todo. Oh sí, y ganamos el concurso de Internet de Spin/Geocities al mejor grupo sin contrato discográfico, pero no lo supimos al principio, así que tuvimos que amenazar con demandar al culo de Geocities antes de recibir nuestro premio. Teníamos fans muy leales que venían a nuestros conciertos, pero no un club de fans. Y por desgracia tampoco un fanzine. Esos eran los días anteriores a MySpace, y nosotras, putas vagas, no pensamos en hacer una web propia.

Bitchcock 3 300x300 Entrevista a Bitchcock / LeSabre

picture: Jacquie Maria Wessels

Hablando de las críticas, las de “The Birds”, vuestro primer LP, fueron muy buenas. Explícame un poco más acerca de este álbum, su grabación y las cifras de ventas.
Grabamos el álbum en una o dos semanas, en De Boventoon, un conocido estudio de Ámsterdam. Un compañía de discos local estaba deseando publicarlo, pero no eran muy profesionales. Las copias para las críticas fueron enviadas a los periódicos y revistas de música unos dos meses antes de que el álbum llegara a las tiendas. Las críticas fueron casi todas muy buenas, recuerdo una en de Volkskrant, uno de nuestros mayores periódicos nacionales, que fue una locura y nos hizo volar de alegría durante día. Pero cuando el álbum llegó a las tiendas, supongo que la gente ya se había olvidado de él. Las ventas no fueron muy buenas, me temo. No recibimos ni un céntimo por él.
Acerca de vuestro estilo. Fue muy profesional y cualificado, y tenía vuestro propio sello. Tenía su componente alternativo, los riffs rockeros, la voz melódica y los estribillos pegadizos. ¿Cómo definirías vuestra música?
Intuitiva, obstinada, excitante, energético, rock alternativo impulsado por guitarra melódicas mortales, con un toque bruto, freaky.

Después de la publicación de “The Birds”, cambiasteis vuestro nombre a LeSabre. ¿Por qué este cambio y por qué tan radical?
Algunos nos confundían con Rockbitch, otros pensaron que nuestro nombre era infantil e incluso ofensivo. Como nuestra batería Sam Ford era una freaky de los coches, propuso este nombre, y después de ver los coches LeSabre (los antiguos, ¡por supuesto!) estuvimos totalmente convencidas.

Y con el cambio de nombre llegaron los problemas. Grabasteis un LP “The Devil Is A Woman”, que nunca vio la luz. ¿Qué paso con este disco? ¿Fue finalmente publicado? ¿Qué nos estamos perdiendo?
Como he comentado, no éramos lo suficientemente persistentes, y no tuvimos una gran red de distribución ni una compañía de discos que quisiera publicarlo. Así que perdimos bastante dinero en la grabación. El hecho de que Yolande abandonara el grupo no fue tampoco de mucha ayuda. Creo que es una pena, porque considero que las canciones de “The Devil Is A Woman” son las mejores que hemos hecho.

Y cuando Yolande se fue, entró Abel Cañizales. Una incursión masculina en el grupo. Fue una decisión fácil la de abandonar la formación enteramente femenina, o no hubo manera de encontrar otra músico?
No fue el primer hombre que entró en el grupo, pero era un muy buen guitarrista. También Yohan (guitarra) y Sandrijn (batería) entraron en escena en algún punto. Solo hicimos un concierto con ellos, de hecho. Pero dejamos la idea de ser un grupo femenino para hacer de LeSabre un grupo aún mejor. Pero debido a varios motivos y a una constante falta de tiempo y otros intereses (Ly fue madre, por ejemplo) decidimos dejarlo al poco tiempo.

¿Qué se ha hecho de las componentes de Bitchcock hoy en día? ¿Aún os veis, hay posibilidad de reunión?
No, no habrá una reunión musical. A veces nos vemos para hablar de los buenos viejos tiempos y beber mogollón de vino y whisky. Liesbeth es aún mi mejor amiga y la veo como mínimo una vez por semana. Yo hago música con cuatro chicos en Superspace, con quien tocamos de vez en cuanto en recintos como el Melkweg, y Liesbeth ha construido una exitosa carrera underground como Solex (con quien en algún momento firmaron con el sello Matador en Nueva Cork y tuvieron un buen apoyo radiofónico de John Peel). Ly también continúa tocando en un grupo no femenino.

Di a los lectores por qué Bitchcock es un grupo al que darle una oportunidad.
Bitchcock/LeSabre no sigue tocando pero mentalmente da su apoyo a las chicas del rock ‘n’ roll de todo el mundo que están pensando en unir sus fuerzas musicalmente. ¡Hacer música juntas es muy divertido! No tiene nada que ver con ser famosas o tener groupies, aunque un poco de atención siempre es bienvenida. Todo se basa en el Éxtasis de la Energía Electrizante. ¡¡Valéis mucho chicas!!

Lee más sobre Bitchcock / LeSabre

Un comentario

  1. Nice Interview & Interesting Band Name. She is one Helluva Babe ;-)

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>